Los efectos positivos del feedback positivo

Ahora vamos a hablar del feedback. Pero no el feedback que recibes de tu jefe o director al final del año, sino el que se utiliza en el aprendizaje (corporativo) para dar información al estudiante después de completar ejercicios o cursos. ¿Qué era correcto? ¿Qué estuvo mal? ¿Y por qué? No es ninguna ciencia espacial, pero definitivamente hay ciencia detrás de ello, y ese conocimiento es importante para garantizar que las personas aprendan de la manera más eficaz y eficiente posible. En este blog hablamos de los objetivos de aprendizaje, de las diferencias importantes entre el feedback directo e indirecto y de la utilidad de los comentarios positivos.

El objetivo del aprendizaje y el feedback

Antes de profundizar en el feedback, es importante mencionar que nunca hay que perder de vista el objetivo del aprendizaje. Con el aprendizaje, se busca acortar la distancia entre el conocimiento actual y el deseado/esperado. También podríamos indagar acerca de los múltiples tipos de objetivos de aprendizaje, aunque sobre esto puedes leer más en este blog. Por ahora, basta con saber que debes tener un objetivo de aprendizaje a nivel de curso (por ejemplo, alguien necesita saber todas las medidas de higiene para trabajar de forma segura y que no se ponga en peligro la continuidad de la empresa), de capítulo o módulo (es decir, alguien debe entender por qué la higiene en la cocina es tan importante), y a nivel de ejercicio (por ejemplo, alguien debe comprender que tiene que lavarse las manos durante al menos 30 segundos). A nivel de ejercicio, esto se denomina «elemento de conocimiento». Al indicar el nivel de conocimiento deseado de antemano, el participante estará más abierto a los comentarios y, por tanto, aprenderá más de ellos. 

El feedback positivo

Con el feedback se puede dar información al estudiante y guiarlo hacia el objetivo del aprendizaje. El feedback se puede proporcionar después de un curso completo, después de un módulo o incluso después de cada ejercicio. El feedback es muy importante para lograr tu objetivo, pero… el estudiante debe ser consciente de la utilidad del mismo. Sin esto, no hay motivación para leer el feedback, y mucho menos para tomarlo en serio. La utilidad del feedback comienza con la gestión de expectativas de antemano y la importancia del resultado final. ¿Qué ganan con ello? ¿Por qué alguien que recibió un «insuficiente» en una prueba va a ir a una reválida si no hay posibilidad de repetirlo para obtener el aprobado? 

El Feedback directo y conciso …

Ahora hablaremos sobre las diferencias entre el feedback directo e indirecto. El feedback directo puede referirse a un «enfoque directo» (es decir, esto estaba mal, y la respuesta correcta es xyz) en lugar de ser impreciso (es decir, esto estaba mal, y averigua por ti mismo cuál es la respuesta). Sin embargo, ahora estamos hablando de dar un feedback en la dirección correcta para reducir el tiempo entre un ejercicio y la corrección.

En el caso de las preguntas basadas en el aprendizaje activo o en un test, se proporciona un feedback directo inmediatamente después de cada respuesta, o cuando alguien completa un módulo de aprendizaje o examen. Es preferible que el feedback sea prominente, para que destaque. El feedback indirecto llega más tarde, cuando alguien ya ha completado el módulo o la prueba, y tras un período de tiempo más largo. 

No nos andemos con rodeos: somos partidarios del feedback directo justo después de cada ejercicio o pregunta. Mediante el feedback directo después de cada ejercicio, las personas ven inmediatamente lo que han hecho bien o mal y, sobre todo, cómo pueden mejorar las cosas la próxima vez. Puedes obtener más información al respecto en el párrafo «Siempre positivo». Así, se aprende de inmediato y se puede volver al objetivo de aprendizaje. Con esto, el feedback se convierte en parte del proceso total de aprendizaje.

… versus el feedback indirecto

El feedback indirecto se da después de una pregunta, y si este tarda mucho tiempo en mostrarse, entonces es probable que la gente olvide por qué marcó una respuesta concreta. Cuando una persona pierde la línea de razonamiento que ha seguido antes, entonces, es fácil que diga “oh… yo esto ya lo sabía”. En el caso del feedback directo, la persona todavía tiene el razonamiento que ha utilizado para responder y sabe por qué ha dado esa respuesta incorrecta. 

Hay otra gran desventaja respecto al feedback indirecto. Cuando alguien responde una pregunta de forma incorrecta, muchas veces no son conscientes de ello. Al fin y al cabo, creen que han acertado. Si la persona no recibe feedback, entonces creerá que todo está bien. Cuanto más tarde se proporcione ese feedback, más cantidad de información incorrecta se almacena en la mente como correcta. De modo que, cuando lo averigüen, no podrán reemplazarlo  fácilmente en su “disco duro”. Primero, tienen que romper la conexión entre la información y su cerebro, y después aprender la nueva información, lo que sería un largo e indeseado proceso. Por esto apostamos por el feedback directo, en el que cualquiera puede conocer inmediatamente la solución.

Siempre positivo

El feedback positivo es un gran concepto en el mundo del aprendizaje. Se utiliza de esta forma para enfatizar cuál es la respuesta correcta (o la que debería ser) y el porqué. No trates de enfocarte en la respuesta incorrecta sino en la correcta. De la otra forma, corres el riesgo de que la gente recuerde la respuesta incorrecta. Si alguien te dice: “no pienses en un elefante rosa”, inmediatamente piensas en un elefante rosa…¿verdad? Un efecto similar ocurre con el feedback negativo. Por ello, trata de evitar eso cuando estás repitiendo la información que quieres que se recuerde. Estamos seguros que puedes hacer frente a la explicación de por qué algo es incorrecto, pero trata de minimizarlo al máximo.

Por supuesto, algo muy importante es que el feedback se dé amablemente. Intenta motivar al usuario con tus comentarios. Intenta algo como: “¡Buen intento! Pero la respuesta correcta era x, porque y”. Ofrecer feedback positivo de una forma amena es mucho más motivador que simplemente mencionar lo que están haciendo mal.

Alza el feedback  

Ten siempre presente los objetivos de aprendizaje, aporta feedback positivo en la medida de lo posible, y hazlo de una forma que motive al usuario. Haciendo esto, se maximiza el número de momentos o situaciones en las que las personas aprenden, permitiendo que estas las retengan más rápido y durante más tiempo. Esto es algo que tiene que ponerse en práctica, ¡puedes hacerlo con estos consejos!

¡Queremos ofrecerte la mejor experiencia posible con Drillster! Por esta razón, utilizamos cookies para recoger información con el fin de mejorar nuestro sitio web y proporcionarte información más relevante. Lee más sobre nuestra política de cookies aquí.

¡Por supuesto! Prefiero que no