Aprendiendo cuando y donde más lo necesitas

Aprendizaje basado en la localización, ¿cómo funciona?

Tanto si eres una persona optimista como si eres más bien pesimista, seguro que alguna vez has pensado «¿qué es lo peor que puede pasar?»

El aprendizaje continuo en el lugar de trabajo proporciona beneficios a muchos niveles. Impulsa la empleabilidad sostenible y ayuda a mantener seguros a los trabajadores y consumidores, entre otros beneficios. Imagina, por ejemplo, la magnitud de las consecuencias que supondría que un empleado estuviese trabajando en casa de un cliente con protocolos o manuales de seguridad obsoletos. ¿Qué es lo peor que puede pasar? Sea lo que sea, es un riesgo innecesario que quieres evitar a toda costa. ¡Estamos aquí para ayudarte!

Aprender lo que hay que aprender…

Con el fin de asegurar que todos los empleados trabajen de forma segura y correcta, las empresas cuentan con directrices y procedimientos. La formación tiene como objetivo asegurar que los empleados sepan y apliquen estos procedimientos. Los módulos de aprendizaje de Drillster, conocidos como drills, se utilizan exactamente para esto. Dado que las normas, instrucciones y manuales suelen cambiar regularmente, es muy importante actualizar el material de aprendizaje a medida que tenemos la información. Solo así se pueden garantizar situaciones más seguras para todo el mundo.

…cuando se necesite…

Mantener el material de aprendizaje actualizado asegura que el plan de formación se ajusta a su objetivo. Entonces, solo tendremos que garantizar que los empleados tengan el nivel de conocimiento requerido y que lo mantengan actualizado. La clave para que esto suceda reside en repetir la información justo antes de que el conocimiento empiece a declinar. Esto se debe a que la información, en particular la nueva información, declina rápidamente. El algoritmo de Drillster calcula, para cada usuario, cuando el nivel de conocimiento declina por debajo del nivel preestablecido. Llegado a ese punto, los usuarios reciben una notificación para que repasen el conocimiento. Pueden repasar cuando mejor les convenga, ya sea en el tren de vuelta a casa, en el ascensor o entre reuniones. De esta manera, la información está siempre actualizada. Para más detalles sobre la forma de aprender de Drillster, haz clic aquí.

…y donde se necesite

Así que, la gente puede aprender y repasar cuando le venga mejor. Pero, ¿y si también pudieras activar módulos de aprendizaje donde son más relevantes? En un lugar específico. Esto puedes hacerlo con iBeacons. Ahora es posible desbloquear drills o pruebas cuando los usuarios están próximos a un iBeacon, estableciendo el rango de proximidad desde unos centímetros hasta un par de metros. Tan pronto como un usuario entra en el área predefinida alrededor del iBeacon, recibe una notificación que dice “¡Hay un drill esperándote!”. Dicho drill contiene información importante que debe conocer en ese lugar específico, como instrucciones de seguridad o información sobre un producto. Situaciones en las que esto puede ser muy práctico podría ser justo antes de que alguien empiece a utilizar un sistema específico que requiere ciertas habilidades, cuando todo tu equipo de ventas está reunido para el lanzamiento de un producto (una vez podamos reunirnos de nuevo, por supuesto), y si quieres dar a la gente un reto extra durante la formación presencial.

Cómo funciona

iBeacons se comunica con la aplicación de Drillster a través de Bluetooth. Cuando un usuario entra en el área predefinida alrededor del iBeacon, instantáneamente el o ella recibe una notificación en la app diciendo que hay un drill listo para hacer. Es muy fácil de implementar. Simplemente coloca los iBeacons en el lugar correcto, ya sea en una pared, una puerta, o en una máquina. También puedes llevar un iBeacon contigo, por ejemplo, a una sala de formación o de reuniones. Lo conectaremos a los drills adecuados y ¡listo! Todo lo que los usuarios necesitan es la app de Drillster y una cuenta.

Un ejemplo

Imagina a un trabajador que está a punto de utilizar una máquina peligrosa, cuando le salta una notificación en su móvil. Recibe un drill que contiene información crucial sobre la máquina y de cómo operar con ella. El trabajador abre la app de Drillster y al instante se le muestra una breve “story” sobre los cambios importantes en la configuración de la máquina. A continuación realiza un drill compuesto por unas cuantas preguntas, incluyendo feedback inmediato positivo después de las respuestas. Una vez el trabajador complete el drill, sabrá todo lo que necesita saber sobre la máquina en cuestión. Será capaz de realizar el trabajo de manera segura y sin más interrupciones.

También hay la opción de que el iBeacon presente un test en vez de un drill, para que así el trabajador pueda confirmar que cuenta con el conocimiento requerido para manejar la máquina de forma segura. Si responde correctamente todas las preguntas del test, podrá continuar con su trabajo. Sin embargo, si no ha respondido correctamente las preguntas, su seguridad podría estar en riesgo y no se le permitirá manejar la máquina.

El momento adecuado

El aprendizaje basado en la localización permite transmitir o probar el conocimiento crucial en el momento exacto en que alguien lo necesita para poder realizar su trabajo. Esto no es solo una manera de asegurarnos de que los empleados conocen la información necesaria en el momento adecuado, sino que también conduce a un aprendizaje más profundo, porque el (nuevo) conocimiento se pone en práctica inmediatamente. Como resultado, los trabajadores asimilarán más rápido la información. ¡Todos ganamos!


¿Quieres saber más sobre el aprendizaje basado en la localización o los iBeacons? Nos encantaría poder explicarte todo. Llámanos +34696952022